Jugando escondidas en Puebla

Dos robots, llamados Beta y Beto juegan a las escondidas en distintas locaciones de la ciudad de Puebla. Para avanzar se deben resolver ecuaciones lineales sencillas.

Beto

Dos robots, llamados Beta y Beto juegan a las escondidas en distintas locaciones de la ciudad de Puebla. Para avanzar se deben resolver ecuaciones lineales sencillas.

Beta2

https://scratch.mit.edu/projects/81588460/

Puedes verlo en acción en esta liga.

Para el segundo reto de MoocBot he realizado un juego interactivo con animación simple en Scratch. He usado las imágenes del recortable del reto anterior. Me he situado en BoldBot pues quería trabajar con la programación sobre todo.

Aplicaría este juego con chicos de secundaria o prepa. Buscaría mejorarlo haciendo que las ecuaciones se generen aleatoriamente.

Lo mas difícil ha sido editar las imágenes, sobre todo poner un fondo invisible. Después de hacer la primera a mano directamente en Scratch, decidí usar Gimp, y con un tutorial de internet pude cambiarlas en menos de un minuto.

De ahí lo que mas se usa en el programa sea el comando de control de “mensaje” que sirve para activar los distintos escenarios. Para verificar las respuestas se usa un if.

Captura

Me ha costado mucho tiempo hacerlo pero me gustó lo que salió. Se debe considerar que tal vez las fotos no sean las mejores pero eso se debe a que las hemos tomado en familia.

Bichos y bichos

Pues ya van varios años que estamos haciendo y deshaciendo talleres para niños.

Uno de los bichos mas bonitos que hcimos (hace ya diez años) es este:

Lo más impresionante es que no opera con baterías sino que su pancia es un capacitor de un farad. Me explico: cuando era más joven, allá por los ochentas del siglo pasado, los profesores nos explicaban que para hacer un capacitor de un farad, las laminillas de las que se hace el capacitor debían tener una superficie equivalente a la de la tierra. Todos nos quedábamos maravillados, pero yo me emoscioné mucho cuando poco después (en el 2000 para ser exactos) conseguimos este capacitor.

Hace poco tiempo me hcieron otro bicho parecido, ahora sí de pilas:

De este solo había tres: uno lo regalamos a una niñita que estaba enfermita (y que ahora mejoró mucho), el otro a un amigo que vino de muy lejos (de Brasil) y el tercero a la biblioteca Se Santanemililis.

Y ahora que estuve de vacaciones en un ratito me hice un cepillobot:

.

¿Porqué te cuento todo esto? Porque quiero compartir contigo el gozo de hacer estos bichitos con el objeto de llevarlos a los talleres de los niños. Con esto les queremos dar un mensaje: la tecnología la puedes hacer tu, no necesitas más que investigar, conseguir herramientas y poner manos a la obra.

¿Quieres hacer algo parecido? Empieza con un vasobot 🙂