Nicolo Fontana, Tartaglia

Muchas veces, cuando era más joven y estudiaba la carrera de matemáticas, tenía días muy malos y sentía que no podría continuar. Pero recordaba a Trataglia me daba cuenta que lo que él había sufrido no tenía comparación con mis problemas. Y así me animaba a seguir adelante.

Dominio público, Enlace

Nicolo Fontana, conocido como Tartaglia – el tartamudo – es uno de mis héroes matemáticos. Nace en 1499 en Brescia, república de Venecia, y muere en 1557 en  Venecia, actualmente Italia.
Su apodo lo recibió debido a que de niño atacaron su ciudad, Brescia, hiriéndolo en la cara, por lo cual tuvo problemas del habla y se vio obligado a siempre usar barba para disimular las heridas.

Solo contaba con su madre y eran extremadamente pobres, por lo que no podía ir a la escuela. En algún lugar leí que su madre tuvo que ahorrar durante meses para poder darle el mejor regalo que pudo: unos días en la escuela. A partir de lo que aprendió (en wikipedia dice que solo llegó hasta la k) continuó estudiando hasta llegar a ser uno de los mas grandes matemáticos de su época.

También por ahí leí que usaba las lápidas del panteón como cuadernos, poniéndoles arena para poder escribir.

Si nos comparamos con Tartaglia nos damos cuenta que no estamos aprovechando los recursos que tenemos a nuestro alcance.

En su época existían los duelos matemáticos, que consistían en retar a un oponente en particular o hacer un reto general, poniendo un problema matemático y una suma de dinero en apuesta. Nicolo ganó muchas veces resolviendo problemas de punta, que en ese momento eran las ecuaciones de tercer grado.

Debido a ello su historia se cruza con la de Cardano, y gracias a este granuja conocemos ahora la fórmula que Tartaglia había desarrollado par resolver estas ecuaciones.

¿Recuerdas la “chicharronera”? Mejor conocida como la solución de la ecuación general de segundo grado? Pues Tartaglia tenía el equivalente a la ecuación de tercer grado.

Ahora se debían encontrar fórmulas para grados superiores, pero mas tarde aparecerían Abel y Galois para mostrar que eso no es posible. Pero lo contaremos en otra ocasión.

*****

Para que te des una idea de las cosas que descubrió te comparto este video donde se muestran las propiedades del triángulo de Pascal. De hecho de es de Tartaglia pero es más conocido con ese nombre.

Anuncios

El cerebro

El cerebro  es más amplio que el cielo
colócalos juntos
contendrá uno al otro
holgadamente, y tú  también.

El cerebro es más hondo que el mar
retenlos, azul contra azul,
absorberá el uno al otro
como la esponja  al balde.

El cerebro tiene el mismo peso de Dios,
pésalos libra por libra
se diferenciarán, si se pueden diferenciar,
como la sílaba del sonido.

Este poema es de Emily Dickinson. Lo he leído en la introducción del libro de Daniel Tammet La conquista del cerebro que reseño en otro post.  Me ha parecido increíble.

¿Qué crees que significa?

Aquí la versión original en inglés:

THE BRAIN is wider than the sky,

For, put them side by side,

The one the other will include

With ease, and you beside.
The brain is deeper than the sea,

For, hold them, blue to blue,

The one the other will absorb,

As sponges, buckets do.
The brain is just the weight of God,

For, lift them, pound for pound,

And they will differ, if they do,

As syllable from sound.

Procrastinación

Hasta parece una palabrota, pero solo es  una forma de designar a esta actitud de dejar las cosas para después. Sobre todo en la actualidad cuando hay todo tipo de distractores, empezando por el celular.

zenpencilsprocra.png
Mira la imagen completa en: https://zenpencils.com/comic/poe/

Uno de mis artistas favoritos, Gavin Aung Than, tiene un hermoso proyecto llamado Zen pencils en donde ha puesto un comic sobre esta palabra, basado en un cuento de Edgar Allan Poe.

El texto de este comic es el siguiente:

Tenemos ante nosotros una tarea que debe ser cumplida velozmente. Sabemos que la demora será ruinosa. La crisis más importante de nuestra vida exige, a grandes voces, energía y acción inmediatas. Ardemos, nos consumimos de ansiedad por comenzar la tarea, y en la anticipación de su magnifico resultado nuestra alma se enardece. Debe tiene que ser emprendida hoy y, sin embargo, la dejamos para mañana; ¿y por qué? No hay respuesta, salvo que sentimos esa actitud perversa, usando la palabra sin comprensión del principio. El día siguiente llega, y con él una ansiedad más impaciente por cumplir con nuestro deber, pero con este verdadero aumento de ansiedad llega también un indecible anhelo de postergación realmente espantosa por lo insondable.

Este anhelo cobra fuerzas a medida que pasa el tiempo. La última hora para la acción está al alcance de nuestra mano. Nos estremece la violencia del conflicto interior, de lo definido con lo indefinido, de la sustancia con la sombra. Pero si la contienda ha llegado tan lejos, la sombra es la que vence, luchamos en vano. Suena la hora y doblan a muerto por nuestra felicidad. Al mismo tiempo es el canto del gallo para el fantasma que nos había atemorizado. Vuela, desaparece, somos libres. La antigua energía retorna.

Trabajaremos ahora. ¡Ay, es demasiado tarde!

La traducción la tomé  de  El espejo gótico,  que tiene el cuento completo, titulado El demonio de lo perverso.

Iba a poner mas sobre el cuento, pero creo que lo voy a dejar para después.

No hay pretexto

2017-03-07-13-43-25.jpg

Muchas veces te detienes y preguntas ¿porqué hago esto? Sobre todo en un país donde “el gandalla no batalla” y se define el éxito por la cantidad de dinero que tienes.

Pero volteo, miro a mis hijos y creo que ellos merecen más que eso, y trato de hacer algo que mejore mi/su mundo.

Poner de tu parte, aprender algo nuevo, conectar gente creativa que puede hacer crecer las cosas, construir un robot para los niños, escribir algo nuevo.

Cuando escucho que no se puede, cuando creo que no se puede, cuando el pretexto se asoma me acuerdo de este texto de Bukowski.

Aire y luz y tiempo y espacio

Ya sabes, la familia, el trabajo,

siempre ha habido algo

en mi camino

pero ahora

he vendido mi casa, he encontrado ese

sitio, un estudio grande, tienes que ver qué espacio y

qué luz.

Por primera vez en mi vida voy a tener un sitio y tiempo para

crear.

No, hijo, si vas a crear

crearás aunque trabajes

16 horas diarias en una mina de carbón

o

crearás en un cuarto pequeño con 3 niños

mientras no cobras más que

el paro.

Crearás como parte de tu mente y de tu

cuerpo

destrozados.

Crearás ciego

mutilado

demente,

crearás con un gato subiéndote por la

espalda mientras

la ciudad entera se estremece ante un terremoto, un bombardeo,

una inundación, un incendio.

Hijo, aire y luz y tiempo y espacio

no tienen nada que ver con la creación

y no crean nada

mas que, quizá, una vida más larga para

encontrar nuevas

excusas para no hacerlo.

Charles Bukowski

Una del Santo

Te cuento el origen de este relato y puedes escuchar las primeras dos partes de la versión para radio.

8973928112_493a392c6a_m

El viernes 6 salió publicado en el blog de Radio BUAP un cuento sobre el Santo que escribí como un pequeño homenaje a ese héroe de mi infancia y aprovechando que en México ese día se conmemora a los Reyes Magos.

Y recordaba a otro de mis ídolos de la infancia, Capulina, que a llamaban, “el campeón de humorismo blanco”. También recordé el título de una película que en su momento me impactó “Santo contra Capulina”

Me preguntaba ¿Cómo se enfrentarían si Capulina es mas bueno que el pan? ¡Y el Santo también es bueno! Mi pobre cabecita no lo concebía.

 

santovscapulinawc
Este y mas carteles del Santo aquí

 

Así que inspirado de ese modo escribí para el blog el cuentito de “Santo contra los Reyes Magos” que puedes leer aquí.

Pero el mismo 6 de enero me regalaron algo muy bonito: los compañeros de Radio BUAP adaptaron el texto en ¡una especie de radionovela!, claro en formato de podcast.

No lo podía creer, escuchaba maravillado aquello que había imaginado para mi texto.  Fue muy emocionante oír los diálogos en voces fuera de mi mente, efectos de sonido y algunos detalles de la adaptación que en mi texto original no estaban pero que le daban cierto sabor que me gustó mucho.

Aquí está la primera parte:

Días después han trasmitido la segunda parte:

Espero que pronto publiquen el final. ¡Será asombroso!