No hay pretexto

2017-03-07-13-43-25.jpg

Muchas veces te detienes y preguntas ¿porqué hago esto? Sobre todo en un país donde “el gandalla no batalla” y se define el éxito por la cantidad de dinero que tienes.

Pero volteo, miro a mis hijos y creo que ellos merecen más que eso, y trato de hacer algo que mejore mi/su mundo.

Poner de tu parte, aprender algo nuevo, conectar gente creativa que puede hacer crecer las cosas, construir un robot para los niños, escribir algo nuevo.

Cuando escucho que no se puede, cuando creo que no se puede, cuando el pretexto se asoma me acuerdo de este texto de Bukowski.

Aire y luz y tiempo y espacio

Ya sabes, la familia, el trabajo,

siempre ha habido algo

en mi camino

pero ahora

he vendido mi casa, he encontrado ese

sitio, un estudio grande, tienes que ver qué espacio y

qué luz.

Por primera vez en mi vida voy a tener un sitio y tiempo para

crear.

No, hijo, si vas a crear

crearás aunque trabajes

16 horas diarias en una mina de carbón

o

crearás en un cuarto pequeño con 3 niños

mientras no cobras más que

el paro.

Crearás como parte de tu mente y de tu

cuerpo

destrozados.

Crearás ciego

mutilado

demente,

crearás con un gato subiéndote por la

espalda mientras

la ciudad entera se estremece ante un terremoto, un bombardeo,

una inundación, un incendio.

Hijo, aire y luz y tiempo y espacio

no tienen nada que ver con la creación

y no crean nada

mas que, quizá, una vida más larga para

encontrar nuevas

excusas para no hacerlo.

Charles Bukowski

No me gusta el rosa

Reflexionando sobre la equidad de género en el aprendizaje de la tecnología.

¿Recuerdas los robotitos de papel con los que he estado trabajando en MoocBot?

pa_percraft2

Cuando se diseñaron estos robotitos de papel hicimos varias pruebas de color como se ve en la imagen anterior.

Finalmente dejamos dos colores que por tradición se usan para ambos géneros, azul para niño y rosa para niña.

Lo que hemos podido observar es que dependiendo de la edad esto no tenga sentido.

De pequeños si tienen muy marcada esta división y no están cómodos si no tienen su color adecuado. Curiosamente, si no tenemos rosa las niñas no se molestan si les toca azul.

Ya es en secundaria y bachillerato que hemos escuchado “a mi no me gusta el rosa” y las niñas escogen el azul para realizarlo. En el caso de los chicos no tienen problema si les toca rosa aunque los compañeros se burlen un poco. Algunos lo piden específicamente en rosa porque lo pueden regalar a la novia.

rr1

En  mi grupo de trabajo, Hipercubo, participan por igual chicas y chicos. Y sólo depende de su capacidad e interés el ser líder en la impartición de un taller o en el desarrollo de un prototipo para los talleres. El género no es una variable a tomar en cuenta en hacer tecnología para nosotros.905515_649630855150885_3836244321611757225_o

Pero para algunos padres si lo es. Siempre escuchamos a las niñas decir que no se les permite tocar  herramientas. Aunque en todos los años que hemos trabajado en esto sólo una vez un niño quedó paralizado y se negó completamente a usar herramientas sin el permiso de sus padres.

En Moocbot se plantea que es importante el pensamiento computacional para poder introducir la robótica en el aula. Nosotros creemos también que es importante darle a los niños y en particular a las niñas, la oportunidad de tener una herramienta en sus manos y desbaratar algo, tal vez un juguete viejo, ver lo que tiene dentro y usar esas herramientas ahora para construir algo nuevo. A ese taller le llamamos Reciclabot y nos dado muchas satisfacciones.

Baste contar una última historia. Una amiga mía se enteró del taller de robótica y se animó a llevar a su niña. Armábamos un seguidor de líneas con circuito impreso y todo y en las dos últimas sesiones programábamos un lego para jugar al sumobot. Este juego se haría en forma de torneo entre los tres equipos que se formaron y se presentaría a los papás al terminar la última sesión. Al final de la jornada mi amiga me comentó: mi niña estaba muy emocionada por el minitorneo, hasta pidió permiso a su maestra de ballet para faltar hoy y poder quedarse en la sesión frente a los papás.

Lo último lo vi como lo que pensamos que debe pasar: ni la feminidad está peleada con la tecnología, ni la tecnología debe estar definida por géneros.

Primer reto de MoocBot

Un robot de papel con un poco de luz

Para el primer reto quise aprovechar las ganas que siempre he tenido de ponerle electrónica al recortable que llevamos a los talleres de los niños.

12feb-040

Así que rescaté el circuito detector de oscuridad que usamos la semana pasada para otro taller. Ahí lo usamos para hacer una luciérnaga (idea tomada de acá donde no se usa electrónica, con  el circuito encontrado  aquí).

Y con un poco de ayuda le colocamos el diodo detector en la panza. Hice otra modificación agregando dos LEDs camaleones y los puse en los ojitos del robot.

Nota que entre más luz menos parpadean los LEDs, y al contrario, mientras más oscuro parpadean más rápido,  lo cual lo hace mas interesante.

El reto es una mezcla entre Workbot y Probot.

¡Robots! ¡Robots!

No me parece a mi que los robots sean extraños a los niños. De hecho me parece que hacen muy buenas migas. Por lo que hablar de robótica en el aula es algo que sería natural

julio04-064

Ha dejado de ser ciencia ficción, y se ha vuelto cosa de todos los días saber que hay un nuevo robot en funciones o que mejorar la sensibilidad de sus sensores, o que han roto un nuevo récord.

Los robots ya están aquí, están en la industria desde 1961, pero ya están aquí en las casas desde hace poco. Están en forma de juguetes que pueden hacer interacción con los niños, tal vez el más famoso sea Furby, aunque de mis favoritos es el Robosapien.

No me parece a mi que los robots sean extraños a los niños. De hecho me parece que hacen muy buenas migas. Por lo que hablar de robótica en el aula es algo que sería natural. Sin embargo, pasa del juego a la generación del pensamiento computacional es donde vale la pena hacer el esfuerzo.

Durante años he trabajado con mis alumnos de la facultad de electrónica para llevar pláticas y talleres de robótica mediante un grupo que hemos denominado Hipercubo. Y con el paso de los años algunos de los chicos que han recibido esas pláticas han llegado a la carrera de electrónica o macarrónica motivados por esa ocasión que nos vieron. Eso indica que hacer este tipo de actividades puede hacer vocaciones, por lo que la idea de que desde chicos puedan acceder al pensamiento computacional desde edades tempranas me es muy grata.

Este pensamiento que permite organizar tus ideas para poder resolver problemas o algoritmos que resuelven problemas con datos definidos es lo que permite que los alumnos logren cosas tan impresionantes como esta medusa aérea.

La tercera tiene vínculo.

Para la tercera entrega del taller de EPA quiero aprovechar que entregué un artículo para publicarse en la revista de divulgación  Compartiendo Ciencia del Instituto de Ciencias (ICUAP).

Este artículo da cuenta de como se rompió un récord Guinness por medio de activar robots didácticos con los tonos de un sólo celular, logrado con 1867 robots didácticos que se activaron al mismo tiempo tanto en Puebla como en el DF según se comenta en esta entrada de blog.

Pero lo interesante del artículo era poner en papel las circunstancias previas al evento y porqué es importante realizar eventos de este tipo en nuestro país. Para dimensionarlo busqué referencias que me ayudaran a explicar la forma como se hace la divulgación científica en México. Y encontré este entre varios más:

Public communication of science in Mexico: Past, present and future of a profession
Carmen Sánchez-Mora, Elaine Reynoso-Haynes, Ana María Sánchez Mora and Julia Tagüeña Parga

Ya solo estamos a la espera de que nos acepten el escrito.

Como siempre contestamos preguntas:

¿Qué tipo de documento es?

Es un artículo de investigación, en particular es un estado del arte de la divulgación científica en México con énfasis en la actividad realizada en la UNAM

¿Cómo lo encontraste?

En México la SOMEDICyT es referente del tema en México y cuenta con una hemeroteca virtual especializada en el tema.

¿Cómo elegiste la herramienta para guardarlo en internet?

Como el trabajo lo realicé en colaboración con alumnos de  licenciatura debía compartir una liga directa para que no se distrajeran mientras buscaban, por lo que les di la liga de Dropbox arriba compartida.

¿Qué ventajas y desventajas tiene el utilizar Internet para almacenar y modificar documentos en línea?

Mayormente le encuentro ventajas: si escoges adecuadamente la herramienta el receptor no puede alegar no poder acceder al documento, que está disponible todo el tiempo y que se puede bajar las veces que sea necesario. Ya no se sacan copias en papel, ya no se imprime. Las posibles desventajas vienen de los problemas de seguridad en este tipo de servicio o que desaparezcan de un día para otro como MegaUpload, por lo cual debe hacerse respaldo en disco duro cada cierto tiempo.