Inferno – Dan Brown

“¿Porque tardó tanto en escribir esta novela? –  Porque no había descubierto el ctrl+c / crtl+v”

Este chiste lo hicieron cuando Dan Brown estrenaba la siguiente novela después de el Código Da Vinci.  Y no era un chiste gratuito pues la estructura de Ángeles y demonios es muy similar a la del Código: un asesinato, un misterio alrededor de un código en una obra de arte, una companion joven, correr contra el tiempo y resolverlo casi en el último momento. Bueno, pues en Inferno no se arriesga en cuanto a estructura, sigue la fórmula y todos contentos. 


Así que volvemos a ver al criptólogo Robert Langdong correr para salvar al mundo de un peligro concebido por un genio que deja pistas en obras de arte relacionadas con Dante Alighieri, en particular con un parte del poema La divina Comedia, Infierno.  Aquí una cita explicatoria

“la Divina Comedia no tiene nada de cómico. Se llama así por otra razón. En el siglo XIV, la literatura occidental se dividía en dos categorías: la tragedia, formada por la literatura culta, escrita en latín, y la comedia, escrita en lengua vernácula, que iba dirigida al pueblo.”
La mezcla de la trama con explicaciones y la trágica historia de Dante hacen que la Divina Comedia se antoje de leer, o releer, según sea el caso.
Otro elemento importante en sus obras es la visita a lugares impresionantes, lugares que tal vez nunca lleguemos a ver. Ahí le daremos varios puntos pues las descripciones son muy veraces, efectivas y precisas.
Me gustó conocer a los Caballos de San Marcos en Venecia.
Y sobre todo, la catedral de Santa Sofía en Estambul.
El valor que nos otorga es que, aunque wikipedia nos dé los datos duros, la descripción de Dan Brown te hace volar la imaginación y nos regala palabras que tal vez no conocíamos: Hagia, pechinas, ulama…
También debemos reconocer que su pluma es ligera, por lo que se pude leer fácilmente (por eso es best-seller), en mi caso me llevó 7 u 8 horas leerlo completo.
Termino son un comentario personal: una frase u me gustó es
” Los lugares más oscuros del Infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral. Para Langdon, el significado de esas palabras nunca
había estado más claro: En épocas peligrosas, no hay mayor pecado que la pasividad.
Y me gusta porque es parte de mi forma de pensar. Por eso creo que educar, enseñar y aprender es importante pues es una forma de sacudirse la modorra y la pasividad y porque el que aprende puede llegar a pensar, a ser crítico y actuar en pro de los demás.

¿Ya leíste Inferno de Dan Brown?
Tal vez lo que haya que reconocerle a Brown es el uso de elementos matemáticos en su novelas: leer la entreda hermana de esta en Pibichos.
Entrada dedicada a mi amigo Toño.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s