Así es como el Doctor salvó el 6 de enero

Soñé que los animalitos de los reyes magos se enfermaban al llegar a mi tierra.

No sabían si fueron las chalupas, los molotes, las tostadas o las cemitas. No sabían si fue el arroz con leche o el champurrado, pero algo les había sentado mal ( o todo pues cada quien comió mucho). Estos animalitos golosos también habían probado los dulces: muéganos, gallinitas de azúcar, cocadas y camotes.

Los magos estaba muy preocupados. Habían terminado de cenar a la medianoche porque se habían distraído con las luces que adornaban la catedral,  y habían camindado un poco por las calles coloniales para hacer la digestión cuando los animalitos se empezaron a sentir mal.

Estaban en el Paseo Viejo  pensando en que hacer cuando escucharon un sonido extraño.

Wuush, wuush, wuuuush.  ¡Y apareció una caja azul!

Un hombre salió y saludó con una gran sonrisa. Vestía saco con coderas   pero lo que más llamaba la atención era  la pajarita roja en su cuello.

– ¡Hola! He recibido su llamada de auxilio en mi papel psíquico. Soy el Doctor – Dijo casi gritando y dando vueltas alrededor de todos y moviendo sus manos nerviosamente

-¡Guau! ¡No lo puedo creer! ¿Son ustedes realmente? La última vez nos vimos en aquel pueblito y andaban igual de perdidos que yo.

También los magos estaban contentos de verlo. Había sido idea de el más viejo y sabio de los tres lanzar el llamado y ahora podrían terminar su trabajo. El más joven se abrazaba con el doctor mientras el tercero revisaba que los animalitos no tuvieran fiebre.

-Ustedes me caen bien. Sus cofres son mas grandes por dentro que por fuera, como mi caja.- Y entornando los ojos lanzó una última broma – ¿No serán de mi planeta? –

A pesar de poder usar el tiempo a su antojo el trabajo era demasiado, así que pidió ayuda. Otras dos cajas azules, casi idénticas a la suya aparecieron. Melchor subió a la caja con el amigo de chaqueta de cuero, Baltazar en aquella en donde viajaba el de los tenis blancos y Baltazar con el tipo de la pajarita.

Y aquí debería decir “así es como el Doctor salvó el 6 de enero”, pero no puedo confirmarlo ya que en ese momento me despertaron unas manitas y una linda vocecita que decía “ya amaneció”.

Y entonces la aventura fue otra: bajamos al parque he hicimos uno de los lanzamientos aeronáuticos más esperados del año: el globo que lleva la carta a los Reyes Magos.

Imagen

 

Ojalá les llegue todo lo que pidan. ¿Se portaron bien?

 

Anuncios

1 comentario en “Así es como el Doctor salvó el 6 de enero”

  1. DOCTOR: ¡NO TE HUBIERAS DESPERTADO! CUANDO MÁS EMOCIONANTE ESTABA TU SUEÑO TE DESPERTASTE.

    OJALA SUEÑES OTRO DÍA LO QUE PASO DESPUÉS CON LOS ANIMALITOS QUE AYUDAN A LOS REYES MAGOS Y NOS LO CUENTES.

    QUE LINDA FOTO DE TU HIJA SOLTANDO EL GLOBO. FUÉ UNA GRAN IDEA.

    ¡FELICIDADES! CUIDENSE Y QUE LOS REYES MAGOS SI LLEGUEN A SU CASA… AUNQUE SEA CAMINANDO.

    LORENZO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s